domingo

Pequeños fuegos




Se agita
Llanto sublime
Entre pequeños fuegos

Algo nace
y rompe la estéril
cáscara de tu sonrisa
De un cuerpo
que se sofoca
Entre pequeños fuegos

Y es otro día
que quiere parir un final
Otro instante hueco
sin desentrañar.
Y me encuentro sola
Entre pequeños fuegos…


Blogalaxia Tags:



24 comentarios:

Lilit dijo...

Pocas letras, menos palabras que forman un poema corto en extensión pero repleto de sensaciones e imágenes.
No entiendo nada de poesía, pero se sentir y tu brevedad me conecta con mi/tu profundidad.
Gracias.

RAMMSES dijo...

No negaré que de entrada quedé "flashaeado" por la imagen que acompaña tu poema. Luego al leerlo uno siente ese tumulto insinuante, esos pequeños fuegos que sofocan y te veo allí sola... Sí que transmitís he!!!
Un beso y abrazo. Disfruta este Domingo como se merece amiga mía.

©Claudia Isabel dijo...

Esa es la idea Lilit, tratar de transmitir con una imagen un sentimiento, un instante...Gracias a vos por acompañarme siempre.
Besos, desde una Buenos Aires hermosa!!!

©Claudia Isabel dijo...

Que bueno amigo Rammses que me podes sentir!!! de eso se trata precisamente, de podernos sentir, de poder conectarnos, de ser uno, aunque más no sea por un momento...Gracias por estar y por existir!!!

Marcela dijo...

Claudia,

Lilit expresó lo mismo que siento yo. ¿Qué cosa, no? digo, de saber poco acerca de la poesía y sin embargo nos llega. Es por algo. Son las palabras que vuelan y se estrellan como las chispas de un fuego contra el monitor.

Pienso en tu último párrafo acerca de lo que se aproxima y lo que viene. Muchas veces esperamos que el día siguiente sea de tal o cual manera, y a veces sucede que no ocurre como lo teníamos planeado. Esas palabras del hueco sin desentrañar, es la forma bella y poética de decirlo y lo hiciste como es tu costumbre.

También me haces pensar en los fuegos diarios: los que alimentan la pasión, los que llenan de ira y rencor, los que se sienten dentro ante la mirada del ser amado. Chiquitos y en grandes fogatas, iluminan, dan oxígeno (aunque consumen...), irradian calor y queman.

Un beso grande!

©Claudia Isabel dijo...

Guauuu, supiste desenmarañar cada linea de mi poema. Eso se debe a que estás conectada...Gracias por entender. Besos

núria dijo...

gracias por tu visita y me encantó descubrirte!!!

un saludo.

núria dijo...

gracias por tu visita y me encantó descubrirte!!!

un saludo.

©Claudia Isabel dijo...

Nuria, gracias por pasar. Te espero siempre por acá.
Besos

Marcela dijo...

¿En serio? qué bueno! eso interpreté yo y si me decís que estuve cerca, te creo. Obvio, sos la autora!

Estoy aprendiendo...es un comienzo!

;)

Besos

©Claudia Isabel dijo...

Pequeños fuegos, pequeños incendios diarios!!! No siempre es tan claro, ni obvio...lo bueno es que hayas podido meterte en ella y entender...y está bueno esto de encontrar la fotografía, dibujo o pintura acorde al poema, o que sea al revés, que a través de ellos piense en el poema...Besos Marce.

wílliam venegas segura dijo...

De lo que habla Lilit, sin decirlo, es de la gran capacidad que se muestra en estos poemas para que sus imágenes, logros estéticos, digan conceptos. Hay muchos ejemplos que tomar, leí muchos de los poemas, tienen sensibilidad aún en condiciones de poesía para el drama. Gusto, inteligencia, belleza y un texto que dice algo a cada quien.

juan borges dijo...

no te encuentres sola,porque vos sos un gran fuego,el verdadero, nunca se apagara, en cambio los pequeños fuegos son efimeros...

©Claudia Isabel dijo...

William, gracias por tus hermosas palabras. Estoy en esa etapa que quiero decir todo con pocas palabras. Me alegra mucho que esto se entienda, que los que me lean sientan esto que quiero transmitir. Te espero cuando gustes. Besos desde una Buenos -Aires húmeda, sofocante, pero maavillosa.

©Claudia Isabel dijo...

Juan, mi dulce y apasionado poeta. Es verdad el gran fuego nunca se apagará!!!
Gracias por estar siempre. Besos rojos.

Carlos Alberto Arellano dijo...

Claudia Isabel: ¡Hola!

(Pan Casero: ¡CUIDADO, Claudia Isabel, éste está más loco que una cabra!)

Tu poema, «Pequeños fuegos» (no le prestes atención a Pan Casero, no es más que un personaje al que le gusta molestar), me hizo recordar un pequeño poema que dejé en el blog de una escritora española (ella había invitado a los visitantes a improvisar, mirando con cuidadosa atención tres imágenes que había dejado en su blog, un poema de cinco versos, que incluyera esas imágenes):

Miles de millones de estellas
redondas y doradas
giraban con rápidas olas
y surcaban con grandes alas
el juego que tú me dabas.

Me ha hecho pensar, también, en «El espinazo de la noche» (así llaman los bosquimanos Kung! del desierto del Kalahari, en Botswana, a la Vía Láctea. Los Kung! creen que la Vía Láctea sostiene la noche, que si no fuera por la Via Láctea, por sus miles de millones de estrellas, trozos de oscuridad caerían sobre nuestras cabezas.)

También me ha hecho recordar «La Guerra del fuego», la película de Jean Jacques Annaud. Especialmente la cara de desconcierto, de risueña maravilla, de absoluta fascinación, de un hombre de las cavernas que ve (por primera vez en su vida) cómo otro hombre de las cavernas hace fuego delante de sus ojos.

También me ha hecho pensar en esos enormes interrogantes que van a acompañarnos toda la vida y que tal vez nunca vamos a responder a nuestra entera satisfacción: ¿De dónde venimos, quiénes somos, adónde vamos? (Lo que a su vez me ha hecho recordar una famosa pintura de Paul Gauguin, que tiene esas preguntas en su título, lo que a su vez me ha hecho recordar a Vincent Van Gogh, que fue su amigo, y pintó cielos con estrellas.)

Los fuegos como estrellas...
Las estrellas como fuegos...
El profundo misterio de la vida...
Sus interrogantes infinitos...

¡Saludos!

(Pan Casero: ¡Sí, saludos y más saludos, Claudia, Claudia Isabel.)

©Claudia Isabel dijo...

jajaj, Pan casero puede opinar, no hay problema!!! me encanta que hayas aparecido por acá, y que mi poema te traiga recuerdos...ya ves que también soy bastante polémica, no se si es por mi nacionalidad o condición de argentina, o por la mezcla desmedida que tengo en mis genes...pero bueno, eso ya no tiene remedio amigo.
Venite cuando quieras, Pan casero está invitado también, y hasta Sarita la cubana ex anónima y enemiga, jajaja

Carlos Alberto Arellano dijo...

¡Hola! Pasé por la esquina, vi la puerta abierta y entré. Veo que nombraste a Sarita. Te cuento que me ha enviado varios correos y se los he contestado. Hoy le conté que alguien la había mencionado en su blog, pero no le di tu nombre. ¿Se lo doy?

¡Saludos!

©Claudia Isabel dijo...

Carlos, jajaja, te contesté en privado...mandale besos a Sarita la cubana, ex anónima/o...Besos.

Carlos Alberto Arellano dijo...

¡A la orden, jefecita!

©Claudia Isabel dijo...

jajaja!!!

Anabel dijo...

No sé que decirte que no te hayan dicho ya. Tal vez que me quedo con "la estéril cáscara de tu sonrisa". Bello.

Hermosa manera de unir palabras en un poema.

Bien bueno, como decís por allí.

Besos,

Anabel

Rodolfo N dijo...

Habra que ver que esos fuegos enciendan tu espíritu e iluminen el amor.
Besos

©Claudia Isabel dijo...

Anabel, amiga, gracias por pasar y dejarme tu mensaje. Besos.

Rodolfo, gracias por esos hermosos deseos. Besos


MusicPlaylistView Profile
Create a playlist at MixPod.com